“Nunca quise un príncipe azul, siempre soñé con un guerrero que peleara junto a mí”.

Reflexiones 1614 Visitas

No todas somos iguales, no soñamos con príncipes y castillos.

Algunas queremos un guerrero, valiente. fuerte y aguerrido. No todas soñamos con castillos y palacios, otras deseamos compartir el mismo cielo, con quien amamos.

Rasgos de una mujer que prefiere un guerrero, antes que un príncipe.



  1. Es segura por naturaleza, hace ruido cuando llega a un lugar.
  2. Es profesional, tiene una carrera.
  3. No llena su soledad con cualquier compañía.
  4. Cuando llega o cuando se va, se nota su presencia, tanto como su ausencia.
  5. No vive de sueños, vive para realizarlos.
  6. Se levanta una y otra vez, sin importar sus heridas.
  7. De los fracasos aprende.
  8. No llora por cualquier hombre.

Una mujer segura, no compite con otra.

Eres mujer en cuerpo y alma, no tienes que resaltarlo.

Si eres delicada o no… así eres tú, así te amas. Te gustan los tacones o quizás no, la comodidad y elegancia es lo tuyo. A tu estilo.



Puedes sonreír sin necesidad de un chiste, pues tu seguridad de sí misma es tu ancla.

Eres de hierro, que poco a poco puede debilitarse con los golpes en tu espalda, eres como el cristal que con un bello melifluo puedes explotar de ternura sin pensar sino en sentir.

Eres humana sientes tristeza, puedes llorar, gritar u otros, es independiente tu reacción pero lo importante es que te impulsa.

¿Eres una mujer segura?

 

Compartir

Comentarios