Hay amores que solo pueden vivir en tu corazón, no en tu vida.

Reflexiones 5028 Visitas

A veces nos enamoramos y amamos muy profundamente a una persona, por su manera de ser, por su alma, por su corazón, pero esa persona persona no es para nosotros, es para alguien más, su hilo rojo del destino, está atado a otra persona.

Sentimos que el mundo se nos viene abajo, “nos queremos morir”, queremos que la tierra nos trague, sentimos frustración y mucha angustia.

Es la manera más dulce, hermosa y cruel que tuvo la vida de decirnos que no podemos tener todo lo que amamos. Y una vez que pasamos la etapa del dolor, de la bronca y de la ira, llega la etapa de aceptación y de aprender a vivir con ese sentimiento por esa persona, y tratar de hacer una vida normal.



Es un proceso duro y doloroso, pero para poder seguir adelante, debemos entender y aprender que hay personas que solo pueden vivir en nuestro corazón y no en nuestra vida.

Comprender que el amor no es mezquino, que las personas no nos pertenecen, que las personas no eligen a quien amar, simplemente sucede, es una de las maneras de enfrentar la realidad y avanzar.

Tiempo al tiempo. 

Como todo proceso, lleva esa palabra tan usada, TIEMPO. Está muy usada y trillada, pero es así, se requiere de tiempo. El tiempo no te curará las heridas, pero aprenderás a vivir con ese sentimiento sin que te mate, en pocas palabras, “te acostumbrarás”.

Piensa en “nadie muere de amor”, y es así, por más duro que suene, pero no cometas el error de emplear a esa frase de “un clavo saca a otro clavo”, pues quien la inventó no sabía nada de carpintería, y al final de nada sirve, porque el sentimiento sigue estando. Date tiempo para sanar, el que sea necesario, el que necesites, no te presiones.



Procura no lastimarte a ti mismo con pensamientos negativos, y pensando que no eres lo suficientemente bueno para esa persona que no te amó, simplemente no podemos tener todo lo que deseamos, hay que aprender a vivir con eso.

Consejo.

No dejes de ser tú para agradar a alguien, quien te ame, lo hará por lo que eres. No hay nada más hermoso que ser uno mismo, ser auténtico.



No cambies tu aspecto para gustar, arréglate, vístete conforme a tu estilo, pero no cambies tu esencia por nada del mundo.

No vivas una vida que no quieres, para que “te amen”. Ante todo acéptate, ámate y respétate.

¿Te ha pasado amar a alguien que no te amó? ¡Cuéntanos!. 

Izabella Carolina Renzi Anjaris.

 

Compartir

Comentarios