“Cierra algunas puertas. No por orgullo, ni soberbia, sino porque no llevan a ninguna parte”.

Reflexiones 6185 Visitas

Cerrar las puertas, no por orgullo, simplemente porque ya no nos llevan a ningún lado, son ciclos que se terminan, así como relaciones, luchas, batallas… Esto es lo que nos aconseja este gran y reconocido escritor Paulo Coelho.

Todo tiene un principio y un final, hay personas que pasan por nuestras vidas como bendiciones, mientras que otras como lecciones, por ese motivo hay que aprender de cada una de ellas, tomar lo mejor para crecer como personas.

No hay que pensar que es el fin del mundo cuando alguna relación se termina o que somos perdedores porque no logramos conquistar algún sueño, ten en mente que fuiste capaz de ir por ellos, nunca pierdas de vista que tienes las fuerzas para lograrlo, no te deprimas, y sigue adelante.

¡Confía en ti!.

Si no crees en ti mismo nadie más lo hará. Si solo te detienes a llorar y no piensas seguir, las lágrimas no te permitirán ver el paisaje. No hay peor tormenta que la que nosotros mismos armamos en nuestras cabezas, son nuestras tempestades las que nos impiden avanzar a veces, por miedo al fracaso, al que dirán, y el precio que pagamos por ello es muy alto, no logramos ser felices.

¿Cómo ser feliz?.

Eso es una decisión meramente personal, porque las pequeñas alegrías de cada día, hacen a la felicidad de toda la vida. Piensa en que es lo que quieres de la vida, no fijes tu felicidad en una persona o en un objeto, no cometas el error de hacer a una persona “tu todo”, porque cuando esa persona se va, te quedas sin nada. Tampoco en un objeto, la felicidad no es al lado de alguien, la felicidad es algo interior.

6 Reglas de oro para ir en busca de la felicidad.

1-No pierdas el tiempo en personas que te impiden avanzar.

2-No prestes atención al que dirán, ni tomes como personal la opinión de los demás, porque es solo eso, una opinión, no tu realidad.

3-Toma las cosas como de quien vienen.

4-Desiste de batallas inútiles, es preferible tener paz, a tener razón.

5-No andes explicando todo, ya estamos grandes para explicar cosas que son obvias.

6-Recuerda que juntarse con personas tóxicas es tan nocivo como fumar, estas personas solo critican, envidian, crean caos y tormentas, y cuando ven la avalancha que formaron se hacen las victimas e intentan culpabilizar a otros de las consecuencias de sus acciones.

 

Sí te gustó este artículo no olvides de compartir y dar like, así tus amigos también pueden leerlo.

 

Compartir

Comentarios