“Mi madre me enseñó de todo, menos a vivir sin ella”… Carta a una madre fallecida.

Inicio 1639 Visitas

Carta a una madre fallecida 🙁

Querida Mami:

No lo vas  a creer pero este mes en mi vida ha sido una locura, te confieso que a punto he estado de tirar la toalla pero el respeto que te tengo supera todas mis expectativas. Este mes de mayo, además de ser “El mes de las flores”  en muchos países celebran el ¡Día de las Madres! Recuerdo tus palabras, eso es tontería  comercial para que la gente gaste el dinero,  tenías razón,  así sigue siendo, con la diferencia de que ahora no han tanto dinero para gastar. 

Mañana celebran ese gran día en la República Dominicana tierra que nos ha visto nacer, donde me pariste y diste los mejores años de mi vida, te recordaré no por eso, te recordaré por todo, por haber sido la madre más hermosa por fuera y por dentro, por esos principios  que me inculcaste y a los que jamás renunciaré, te extraño lo juro, me siento mejor pero nada ni nadie podrá borrar tu sonrisa de mi memoria, a veces, deseo entrar al blog y escribir algo pero no puedo evitar llorar, sabiendo que igual estas líneas que con amor infinito escribo tal vez no te llegarán ojalá que sí, nunca se sabe. 




Te imagino tan hermosa, maquillada y con esa sonrisa que ya tenías bien ensayada, tan coqueta mi madre bella, tan positiva y llena de ilusión por ver a sus hijos bien, estudiados y con prosperidad, con una vida buena tal vez mejor de la que nos pudiste  dar, no sabiendo que nos diste todo y más. 



Me gustaría abrazarte, cada día me imagino sentir tu presencia en mi casa y te busco por todos lados hasta en la oscuridad, siento ganas de tenerte cerca, y hasta de recibir tus reproches, sentir tu perfume y cuando me quedo tarde delante del ordenador o la tele, no veas las ganas que siento de volver a verte ahí parada recordándome que es tarde que debo ir a dormir.

Te extraño tanto mamá, mi vida ha cambiado mucho desde tu partida, eras el motor que movía los ejes de mi carreta algo oxidada y ya desgastada por el paso de los años y los duros golpes que me ha dado la vida que sin piedad te arrebató de mi lado. Me hacen falta tus palabras de motivación, Dios te bendiga mucho donde quiera que estés.

Compartir

Comentarios