Max, un perro australiano, sordo y parcialmente ciego, cuidó a una pequeña niña perdida.

Inicio 1225 Visitas

Max, fue el héroe que encontró a la niña perdida de tres años en un matorral, y que se quedó junto a ella toda la noche.

Se trata de un perro pastor ganadero australiano, de 17 años, el cual recibió recibió honores policiales en Australia. Los hechos ocurrieron el 20 de abril de 2018, los servicios de emergencias comenzaron a buscar a la pequeña desde el mismo día en que se perdió, en un matorral de una finca rural del estado de Queensland.

El perrito se quedó junto a la niña toda la noche, durante más de 15 horas.

Max obedece a Leisa Bennett, la abuela de la niña, quien escuchó la voz de su nieta en los matorrales, y en ese momento encontró a Max que la llevó junto a Auroa. Narro el abuelo de la menor, y comentó que se trata de un perro sordo y parcialmente ciego.

“¡Buen chico, Max!”, escribió la Policía de Queensland en Facebook.

“Por mantener [a Aurora] a salvo hasta que fue encontrada, ¡ahora eres un perro honorífico de la Policía!”, anunciaron.

La niña se encontraba en perfecto estado de salud, solo sufrió algunos raspones que no presentan ninguna gravedad. Fue encontrada en una finca a 2 km de la casa familiar.

“El área alrededor de la casa es bastante montañosa y es un terreno inhóspito para transitar por lugar”, informó el coordinador de los servicios de emergencia, Ian Phipps, al grupo de medios Australian Broadcasting Corporation.

Compartir

Comentarios