“La mujer solo tiene un defecto; no reconoce lo valiosa que es”.

Inicio 2239 Visitas

La mujer no reconoce lo valiosa que es, es su único defecto, así lo señala Carolina Herrera, esta reconocida diseñadora de moda e icono de inteligencia, belleza y glamour, siendo además una de las referente femenina de muchas mujeres.

Y tiene mucha razón, ¿cuántas veces no nos hemos valorado?

Siempre somos las que más sacrificamos, las que más hacemos, y aun en los tiempos que corren, somos las más señaladas.

Si una mujer se separa, siempre está en el blanco de las miradas, pero nunca se ponen a pensar que la llevó a tomar esa decisión y cuan difícil le resultó hacerlo.

Si se convierte en “madre soltera”, es criticada duramente, pero nunca piensan o hablan del padre del niño que no se quiso hacer cargo de su paternidad.

Si decide rehacer su vida, también es blanco de criticas y más si tiene hijos, como si ser madre le quita su “status” de mujer.

Si una mujer le da prioridad a su carrera y no desea ser madre, es criticada, incluso dicen que no tiene sentimientos. No todas las mujeres tenemos las mimas prioridades o metas. Algunas son felices siendo madre, formando una familia, otras viajando, otras perfeccionándose o todas las cosas juntas.

La mujer no se valora cuando:

Permite que los comentarios de otros la depriman

Cuando hablan negativamente de su físico, como si la belleza exterior lo fuese todo.

Cuando permite que un hombre la maltrate.

Cuando no se ama a si misma

Cuando piensa que no podrá salir adelante sin una pareja al lado.

Cuando no comprende lo maravillosa valiosa que es, porque es única e irrepetible.

Cuando no comprende que tener una pareja no complacerle al marido en todos los caprichos.

Cuando se olvida de si misma, para conformar a otros o a la sociedad misma.

Como valorarse.

Entender que eres valiosa, que no necesitas de un hombre para triunfar en la vida. Que Dios te hizo mujer, no hormiga, así que no aceptes las migajas de nadie. Que no tienes porque ser la segunda opción  o eres prioridad o que no te busquen, no eres la distracción ni el juguete de alguien. Si tus metas son viajar, estudiar y trabajar, no te sientas mal por no querer casarte o tener hijos, no todas las mujeres nacen o sienten capaces de ser madres, ciertamente el ser madre no viene con un manual de instrucciones, se aprende en el proceso, pero si esa no es tu meta y tienes otras, pues adelante, no eres menos valiosa por eso.

NO cometas el error de vivir tu vida en pos de alguien, ni lo conviertas en tu “todo”, porque cuando esa persona se va, te quedas sin nada.

No te olvides de ti. Si te maquillas, te vistes deslumbrante, usas escotes, llevas un régimen alimenticio sano, hazlo por y para ti, no por verte delgada, joven y bella para un hombre, si ese hombre vale la pena, te valorará como persona, no por tu físico.

No dejes que tu miedo a la soledad te haga buscar refugio en los brazos equivocados, el precio que se paga es muy alto, lo pagas con infelicidad.

No vinimos al mundo para estar solos, pero tampoco para estar con cualquiera.

Sí te gustó este artículo, no olvides compartir y dar like así tus amigos pueden leerlo también.

Izabella Renz

 

 

Compartir

Comentarios