El hombre que abandona a su familia, por otra mujer, termina arrepintiéndose tarde o temprano.

Inicio 3096 Visitas

Cuando alguien comete una infidelidad y nos damos cuenta, inevitablemente terminamos con el corazón roto y creemos que las únicas que sufrimos somos nosotras y que ese patán es el único que ganó, pero en realidad él no soportará la idea de haberlo perdido todo porque sin lugar a dudas tarde o temprano un infiel termina por arrepentirse de su “error”.

Y esta nota puede servir para aquel patán que sigue indeciso en dejar a su familia por irse con la otra, pues si aún no toma la decisión es porque sinceramente sabe que al abandonar el hogar que construyó está dejando su felicidad por llevarse solo por el momento.

Pero si antes de cometer una infidelidad no pensó en lo que podía perder, definitivamente no vale la pena seguir con alguien que estará a medias, pues como mujeres merecemos todo y no andar recogiendo migajas de amor, comencemos por aceptar la situación y afrontarla con dignidad, pues más vale sola que mal acompañada.

¿DE QUÉ SE ARREPIENTEN?
 
Viven deseando regresar el tiempo

El tiempo es el mejor consejero y precisamente con el transcurrir de los meses o años, llega el momento en el que él comenzará a añorar la vida que tuvo, comenzará a desear convivir más con la familia que abandonó, extrañará hasta la comida o el buenos días de su expareja, le caerá el 20 (como se dice coloquialmente) de que estuvo mal lo que hizo, que engañó y defraudó la confianza de alguien que en verdad lo amaba y hasta se dará cuenta de que la otra en realidad nunca llegará a amarlo como su ex.

Se dejaron llevar por una ilusión. 

A los hombres les encanta sentirse irresistibles y su ego de macho alfa los lleva a cometer varios errores, entre ellos la infidelidad, pues muchas veces se ilusionan rápido con alguien más y eso no es amor, sino una simple calentura y desde luego, cuando su pareja se entera de su engaño, no le queda otro remedio que quedarse con la otra y todo para no estar como el perro de las dos tortas. Algunos infieles han mencionado que la rutina de su hogar y las peleas constantes fueron algunos motivos que los llevaron a buscar “amor en otra parte”.

Pero siendo sinceras las excusas o pretextos de un infiel pueden ser muchas con tal de justificarse porque como pareja prometieron estar en las buenas y en las malas, así que ante eso todo queda sobrando, nunca dejes que te manipule porque una relación después de una infidelidad no es lo mismo, y justo en ese momento él se dará cuenta que cometió un grave error que lo acompañará el resto de su vida.

No pensó en las consecuencias de su decisión. 

Dicen que amar es una decisión y ser infiel también lo es, solo que al tratar de engañar a la pareja nunca pensó en que las consecuencias fueran desastrosas, se dejó llevar por el deseo y la pasión del momento y creyó que “no pasaría nada”, pero tiempo después tendrá que aceptar que sus decisiones tendrán fuertes repercusiones entre ellas, perder a una gran mujer.

Saben que perdieron mucho. 

Tarde o temprano saben que han perdido todo tanto su hogar como a una buena pareja que estaba dispuesta a estar con él en las buenas y en las malas, pero además sabe que sus sueños de construir una familia estable y amorosa se han ido por la ventana y lo peor es que el culpable fue él y nadie más, pues las “justificaciones” no alcanzarán para que él recuperar lo que perdió y si hay hijos de por medio, difícilmente la convivencia será igual.

No expresan sus sentimientos.

Cuando las mujeres atravesamos por una infidelidad la separación resulta dolorosa pero nos expresamos con mayor facilidad, sin embargo, los hombres suelen ocultar sus sentimientos y pensamientos al respecto, si realmente creen que el amor se acabó deben manifestarlo desde un principio, claro que nos vamos a enojar pero las mujeres también somos capaces de entender la situación, así que por favor, nunca oculten un amorío porque tarde o temprano la verdad siempre sale a la luz.

Si hay problemas en la relación es necesario buscar solucionar cada conflicto antes de que se llegue a cometer una infidelidad. Cuando el patán te puso los cuernos también llegará el momento en el que querrá salir corriendo a buscarte, pero no accedas a un reencuentro porque jugará contigo una y otra vez y además él dejará en evidencia que no es feliz ni con la otra ni contigo, mejor deja que siga su camino.

Así que más vale prevenir y si notas algunas actitudes “extrañas” en tu pareja, siempre dialoguen para que esos “problemas” el día de mañana no se conviertan en las excusas de un infiel y no termines con el corazón roto, nunca permitan que la rutina los absorba y nunca duden en decirle a su pareja lo mucho que se aman o lo importante que es para ustedes.

 
¿Alguna vez te fueron infiel?
 
FUENTE : https://www.soycarmin.com

Compartir

Comentarios